Atractivos Turísticos de México

Por acá para buscar Códigos postales o Claves LADA.

Haciendas henequeneras de Campeche

Los españoles construyeron hermosas haciendas a lo largo de Campeche, alrededor de los siglos XVI y XVII. En la mayoría se producía el henequén; una variedad de cactus del agave que exportaban y era utilizado por la industria del transporte.

Hoy, estas construcciones perduran como testigos del lujo, la abundancia, la miseria y explotación que se vivió en aquellos tiempos.

Hay muchas historias que se cuentan acerca de lo que aconteció en las haciendas henequeras de Campeche

Entonces, Yucatán formaba parte de este Estado, se separó en 1910 y casi siempre, cuando se alude al desarrollo de las haciendas henequeras se piensa en Yucatán.

No obstante, debido al territorio, muchas de éstas hoy se encuentran en el estado de Campeche.

Durante el siglo XIX, en el suroeste del territorio mexicano, los españoles aplicaron el sistema económico feudal que se utilizaba en la Europa de aquella época y convirtieron a las haciendas en prósperas fincas.

Muchos de los florecientes hacendados llegaron a amasar considerables fortunas, algunos pertenecían a la clase militar quienes fueron retribuidos con tierras por la Encomienda por su valor en las batallas, pero los hombres que trabajaron en la elaboración del henequén, en su mayoría eran mayas.

Hacienda Blanca Flor

Jacarandas, árboles de achiote y buganvillias son algunas de las sorpresas que dan la bienvenida a esta construcción. Se siente el calor húmedo de la costa y a uno se le antoja dar un clavado en la alberca que se encuentra en medio del hotel.

Entre los jardines de este sitio se encuentran algunas sorpresas: un horno de pan cubierto por la naturaleza del lugar, una escultura de un franciscano, máscaras de festival y una enorme Ceiba.

Se construyó en el siglo XVII y su historia es fascinante. La edificaron los franciscanos y fue refugio de los españoles durante la “Guerra de Castas” en 1843; desde aquí lucharon en contra de los mayas.

Se encuentra en el Camino Real, la ruta que siguió la Emperatriz Austriaca, Carlota Amalia, la esposa de Maximiliano, que inició en Progreso, Yucatán y terminó en Campeche.

Esta finca se encuentra a 87 km de Campeche y 96 km de Mérida, 50km de Uxmal, Sayil, y Kabá.

Hacienda Uayamón

Dicen que Uayamón significa en lengua maya “acá” o “aquí bajamos”, pero dicen que también se refiere a “donde bajan los brujos”. Será que la superstición o las leyendas que rondan en este lugar son muchas. Pero tal vez, es cierto que este lugar se encuentra embrujado porque tiene un encanto especial.

Esta Hacienda es un hotel que ofrece servicios de primer orden, en medio de un ambiente rústico y de magnificencia que lo otorga su construcción de siglos pasados.

Pareciera que las paredes hablaran. Lo primero que se observa al llegar a este sitio es una enorme Ceiba de más de 100 años de antigüedad. Los mayas consideran sagrado a este árbol que representa las 3 formas de su cosmogonía: la tierra, el cielo y el inframundo.

La ganadería era la actividad principal de esta hacienda alrededor del siglo XVI, se tienen registros de que la hacienda fue saqueada por corsarios ingleses, pero en el siglo XIX fue una de las haciendas más importantes, de entre sus actividades, además la de obtener henequén era la producción de maíz, caña de azúcar y palo de tinte.

Se ubica a 27 km al sureste de la Ciudad de Campeche por la carretera estatal s/n.

  

Hacienda Tucán Siho-Playa

Imagine que desde la habitación de su recámara mira las olas que rompen suavemente contra la playa, a su derecha una alberca se ve apacible y la luz del atardecer está por caer: un paisaje ideal para descansar.

La Hacienda Tucán Siho-Playa se construyó a orillas del mar durante el siglo XIX y se considera como una de las que producía más henequén, cuenta la leyenda que aquí vivió el temible pirata Henry Morgan, amenaza de la Corona española durante el siglo XVII.

Hoy, es un hotel y ni sombra de que algún corsario disturbe la tranquilidad que se siente en este lugar.

Se ubica a 30 minutos de la Ciudad de Campeche y a 40 minutos de la zona arqueológica de Edzná.

Carretera Campeche-Champotón Km 35 vía libre.

  

Hacienda San José Carpizo

Si los muros hablaran aquí encontraríamos historias fascinantes. Esta finca ha sido tomada prácticamente por el pueblo, entre lo que es una tienda de abarrotes se encontraba, tal vez, los cuartos de los administradores, y en la tienda de pajas hay maquinaria de alguna industria.

Los niños corren y revolotean alrededor de la cancha de basquetball y antes, tal vez existió un jardín, una plaza.

A pesar de su derrumbe no es desolador, la comunidad vive en el lugar como si la construcción les perteneciera. La edificación se construyó a finales del siglo XIX y es de estilo neoclásico, se utilizaron mosaicos importados para decorar la fachada, aún se mantiene la casa principal, el cuarto de máquinas y lo que se puede ver de la carpintería y herrería.

La iglesia aún funciona, se sostiene por pilares y columnas y aún se observan los decorados de la época. En esta finca se producía henequén pero también se criaba ganado.

Se ubica a 31 KM, al noreste de Champotón.

Artículo de: Tayde Lozano