Atractivos Turísticos de México

Por acá para buscar Códigos postales o Claves LADA.

El zapateado tabasqueño

El Zapateo o también llamado zapateado es el baile por excelencia del estado mexicano de Tabasco, con un compás de "seis por ocho", parecido al Huapango de Veracruz y a la Jarana yucateca, sin embargo, se distingue de estos dos en el acompañamiento que lo hace muy singular, ya que puede bailarse al son de tamborileros. Esta música es esencialmente popular, pues se oye en los fandangos de las rancherías y los pueblos de Tabasco. En la época de Tomas Garrido Canabal, comenzó a difundirse y constituyó un atractivo en las ferias o exposiciones regionales tabasqueñas de la capital del estado.

Orígenes del zapateado tabasqueño:

La historia del zapateo tabasqueño según estudios musicológicos de Gerónimo Baqueiro Foster, incluidos en la antología Folklórica y Musical de Tabasco del maestro J. Santamaría, se remonta al siglo XVI, donde su antecedente más antiguo aparece con las zarzuelas, versión española de la ópera cómica francesa y resulta ser la seguidilla, aire popular que tomaba parte en la composición de la tonadillas.

El zapateo surgió cuando un soldado de Hernán Cortés, de apellido Ortiz, tocaba "seguidillas andaluzas", de esta música española surgió , música mestiza que en Tabasco se nombró "fandanguillo" y que dio origen al "zapateo tabasqueño".

Más tarde, se incluyeron redoblante, clarinete, pistón helicón y bombo; los conjuntos musicales de cuerda y cantores, reinaron hasta la segunda mitad del siglo XIX a lo largo y ancho del territorio tabasqueño, interpretando sones y zapateos.

Posteriormente, el poeta popular Manuel Burelo empezó a ponerle letra a la música del zapateo, y hacia 1860 se multiplicaron los tocadores de los instrumentos de aliento como las flautas y el clarinete, gracias a las escuelas que se fundaron en Comalcalco, Cunduacan y Huimanguillo. Hacía mitad del siglo XIX existían dos conjuntos musicales encargados de la interpretación del zapateo: el formado por cuerdas y el de cuerdas con instrumentos de aliento, ambos válidos y propios para la ejecución correcta del zapateo.

Más tarde, son las bandas de música, los tamborileros y las marimbas los que interpretan los primeros sones y zapateos como: el Toro, el Asistoy, la Tutupana el Tigre, la Caña Brava, etc. Éstos, con el transcurrir del tiempo, se han acumulado y en la actualidad son innumerables, ya que cada región y municipio han sido muy productivos en zapateos.

Vestimenta:

Hombres: Para los hombres, consiste en pantalón y camisa blancos de manta, cinturón negro. Paliacate o pañuelo como se le conoce en Tabasco, rojo al cuello, zapatos negros y sombrero de palma original de Tabasco, botines negros.

Mujeres: Las mujeres visten falda floreada larga (traje regional ordinario) o falda azul marino con tiras de colores(traje regional de media gala), blusa con tira bordada en el cuello y las mangas, peinado con chongo o "Turux", dos flores de tulipán del lado izquierdo, cuatro peinetas (representado las 4 regiones de Tabasco, en colores: rojo, azul, amarillo y verde) y moño debajo del chongo. Todo esto se complementa con rebozo y zapatos negros.

Estructura del baile:

Los zapateos inician con música, la cual se estructuran generalmente del inicio fuerte del zapateo (redobles) continuando con un balseado que es la parte tranquila de la melodía.

Al iniciar la música, el grupo de hombres y mujeres comienza a bailar y “zapatear" al compás de los instrumentos musicales. En el transcurso del baile del zapateo, la música se interrumpe por momentos y se dicen las "bombas", que son versos cortos dirigidos por el galán a la bailadora pueden ser de reproche amoroso, galantería o desaire; ella contesta el reto con igual tono, después de esto, la música y el baile continúan.

Dichas bombas tienen origen en los puntos, décimas y canciones del romance andaluz.

Video del zapateado tabasqueño: