Atractivos Turísticos de México

Por acá para buscar Códigos postales o Claves LADA.

Música norteña

 

La música norteña tuvo sus inicios en la región noreste de México. Siendo los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila los primeros estados en los que se arraigó; siguió extendiéndose después a casi todos los estados del norte y centro del país como Chihuahua, Sonora, Baja California, Baja California Sur, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas y Sinaloa.

Se cree que la música norteña se originó antes de la introducción del acordeón y del bajo sexto, en los tiempos del virreinato español, en donde el violín era el instrumento principal dentro de la música popular. Después de la Independencia de México, este estilo de música se extendió rápidamente por el norte del país, en donde fue tocado para que la gente bailara en las fiestas y fandangos.

Un género menos conocido de esa época (anterior al acordeón) es el canto cardenche que sobrevive únicamente en el sudoeste de Coahuila, en la región de la Comarca Lagunera.

Se dice que los primeros indicios de música de acordeón fueron traídos hasta nuestras tierras por inmigrantes alemanes, checos y polacos que se asentaron en el territorio de Estados Unidos, y fueron ellos quienes comenzaron a contagiar el gusto de este instrumento a nuestros paisanos que cruzaban el Río Bravo para trabajar en plantíos del estado de Texas. Y así comenzaron a escucharse: la polka, el chotis, la redova y otros ritmos europeos de la época.

Junto con el acordeón llego el bajo sexto, que ya era muy usado por los músicos del sureste del país como Campeche, Oaxaca, Chiapas y sobre todo Yucatán, pero que fue incorporado a la música de acordeón que se tocaba en el norte, dando como resultado lo que hoy conocemos como música norteña.

Después de 1910,  (resultado de la evolución de los antiguos romances españoles) fueron utilizados por los mexicanos de ambos lados de la frontera norte del país para dar a conocer las noticias y los personajes que protagonizaron la Revolución mexicana. Los máximos exponentes de corridos de esa época fueron “Los alegres de Terán”, un dúo integrado por Eugenio Abrego y Tomás Ortíz. 

     

 

      

 

No fue hasta la segunda mitad del siglo XX, con intérpretes como Ramón Ayala, Los Montañeses del Álamo, Piporro, entre otros, que la música norteña empezó a comercializarse.

Más adelante, hacia la década de los 80's y 90's, bandas como Los Tigres del Norte, empezaron a mezclar la música norteña con otros estilos como el rock y la cumbia, esto dio lugar al desarrollo desarrollo de una nueva música norteña que se escucha en la actualidad.

La música norteña tiene muchas variantes según la región en la que se toca, en Texas, por ejemplo, la influencia de la música norteamericana ha llevado a la creación de un estilo llamado “Tex-Mex”, en Tijuana y Tamaulipas se notan las influencias de la música del Caribe. En Durango y Silaoa predomina la música norteña de banda, asociada con la banda duranguense y sinaloense. En Chihuahua y Zacatecas es muy común la utilización del saxofón. En Guanajuato y Chiapas se utilizan las marimbas en lugar del acordeón.

La música norteña en la actualidad, además de utilizarse en las fiestas y los bailes con fines recreativos, cumple un rol similar a la que cumplía cuando se escribían los llamados corridos revolucionarios, en el que narra situaciones y problemáticas que vive la gente de manera cotidiana, muchas están relacionadas con el narcotráfico y con la lucha social.